Crevillente Deportivo 0 - 0 Atlético Levante

El Crevillente consigue un punto muy bien trabajado ante el colíder

El Crevillente Deportivo recibía al Atlético Levante (que perdía el liderato durante el encuentro tras la victoria del Orihuela) en su casa, así que la tarde prometía buen fútbol en el Municipal. El partido no comenzó hasta que se guardó un minuto de silencio en memoria de Nacho Barberá (jugador cadete de la UD Alzira, fallecido la pasada semana durante un partido) y de Bauti, ex directivo del Crevillente Deportivo y fútbol base. Desde los primeros minutos, los locales presionaron poco a poco aunque sin llegar a ocasiones claras de gol. En el minuto 26, Guille recibió una dura entrada: un visitante le dio una patada en la cara que levantaría a la grada y al banquillo en señal de protesta, ya que el árbitro solo mostró la tarjeta amarilla al jugador del Atlético Levante. Los "granotas" provocaron numerosas faltas ante la presión crevillentina, hasta el punto de que, en el minuto 37, Asier tuvo que ser sustituido tras un corte en el cartílago. Tras su salida, tuvo que trasladarse al hospital y durante el camino hacia la ambulancia fue expulsado por protestar. En su lugar entró el juvenil Gonzalo y desde que saltó al terreno de juego mostró sus buenas habilidades. Por su parte, los visitantes intentaban atacar pero los nuestros supieron defender muy bien la presión rival, aunque Óscar tuvo que intervenir en tres ocasiones pero supo actuar correctamente para evitar el gol. En una ocasión, el balón casi llega a entrar pero José Carlos lo evitó desde la portería. 

En la segunda mitad, el Crevillente Deportivo tuvo varias ocasiones: Matheus le ofreció varias carreras a los espectadores que acudieron al Municipal, Gonzalo y Edu Diwar pelearon el balón en la frontal en muchas ocasiones, José Carlos recorrió la banda en busca del centro, Samu tuvo el gol en el área varias veces y Segarra lo intentó desde la frontal. Pero no hubo manera de que el balón entrase hoy bajo los palos, pues incluso un balón acabó en el larguero. Con la entrada en el segundo tiempo de Chimo y Amine continuó la presión local que, sin duda, puso en apuros al Atlético Levante que veía peligrar su liderato ante un Crevillente incansable y muy peleón. En cambio, el filial del Levante le costó mucho más generar peligro en estos últimos 45 minutos pero, sin problemas, Óscar supo detener las ocasiones de gol. Un reparto de puntos que deja dos aspectos positivos: la portería a cero y seguimos sumando puntos. 

Finalizada la joranda 27, el Crevillente Deportivo se encuentra en el puesto 13 de la tabla con 33 puntos y el Atlético Levante deja escapar el liderato con 53 puntos en el segundo puesto. Los nuestros visitarán Valencia la próxima semana para enfrentarse al Torre Levante, el séptimo clasificado.